17 abr. 2010

Persecución a puertorriqueños que viajan a países de Latinoamerica

Por Milton Sanchez

La Fundación Filiberto Ojeda Ríos denuncia el acoso, hostigamiento y la persecución de la que es objeto Elma Beatriz Rosado, luchadora independentista puertorriqueña, por parte del gobierno de Estados Unidos.
Las autoridades de inmigración estadounidenses detuvieron a Rosado el 12 de abril en el aeropuerto de Miami, en Estados Unidos, donde su vuelo hacía escala, antes de regresar a Puerto Rico. Rosado regresaba de Nicaragua, luego de su participación en un encuentro internacional de Partidos de Izquierda y Movimientos Sociales de Mesoamérica y El Caribe , cuya clausura fue presidida por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Los compañeros Julio Muriente, del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano, y Carlos Quirós, del Movimiento al Socialismo, junto con Rosado, de la Fundación Filiberto Ojeda Ríos, representaban al movimiento independentista puertorriqueño.
La Fundación FOR denuncia las intenciones del gobierno de Estados Unidos de intentar separar a los puertorriqueños de sus hermanos latinoamericanos, al obstaculizar sus viajes. En el trayecto de regreso a Puerto Rico, así como a su regreso de otros viajes realizados a países como Cuba y Venezuela, Rosado ha sido detenida, sus pertenencias examinadas exhaustivamente y ha sido sometida a interrogatorios extensos, donde las preguntas llevan un claro objetivo de acoso y hostigamiento.
Las autoridades de inmigración removieron el dinero de su cartera, tarjetas de presentación con nombres de varias personas, licencia de conducir, itinerario de vuelo y notas personales. Aunque las pertenencias fueron devueltas, los documentos fueron fotocopiados, reteniendo los agentes de inmigración el contenido de la información, en clara violación a sus derechos.
Estas sucias tácticas de Estados Unidos se producen en la ciudad de Miami, foco de la derecha cubana, desde donde tantas acciones terroristas se han urdido, y pone en riesgo la seguridad de los puertorriqueños en un lugar extraño a su país.
La Fundación FOR denuncia que el trato y el interrogatorio al cual es sometida Rosado, pretende trazar una gruesa línea hostil contra los países visitados, y se traslucen intenciones de levantar una campaña contra éstos, implicando que son países enemigos, al igual que, durante décadas, se ha intentado criminalizar la lucha independentista puertorriqueña.
No conformes con la campaña represiva que mantienen continuamente contra los independentistas, y tras el
asesinato de Filiberto Ojeda Ríos el 23 de septiembre de 2005, recurren a estas tácticas intentando desbaratar los lazos solidarios de los puertorriqueños con nuestros hermanos latinoamericanos y caribeños.
La Fundación FOR denuncia la interferencia del gobierno de Estados Unidos en la vida de los puertorriqueños y la interrupción de actividades normales, como las visitas a países extranjeros. Tales acciones demuestran la realidad de un Puerto Rico colonial y demuestran el férreo control que Estados Unidos mantiene sobre nuestro país. Hasta que Puerto Rico no sea dueño de su soberanía absoluta, no tendrá poder decisorio sobre quién entra o sale del país.

No hay comentarios: